© 2017-2019 by Vicky Elmo
 

  • Facebook Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • White Instagram Icon

Espectáculos

FotoViajera

Instagram

Please reload

Entradas recientes

Presentación

July 11, 2016

1/1
Please reload

Entradas destacadas

10 Experiencias que no podes dejar de vivir en Roma

December 16, 2016

​​En mi segunda visita a Roma quise llevar  a Agus a una serie de lugares que me parecieron especiales la primera vez y quise que él también viva esas experiencias. Lo mismo hizo él conmigo. Les comparto una lista de las experiencias que, desde mi perspectiva, no se deben dejar de vivir al visitar Roma. Algunas conocidas por muchos, otras no tanto, algunas con un toque personal, y por supuesto, muchas fotos!.

 

1) Comer un helado sentada frente al Pantheon

A mí me gusta particularmente el helado Venchi, que se vende a la vuelta de la plazoleta (via degli orfani 87), pero cualquier helado hace a la experiencia (no dejamos de estar en Italia, lo que significa que el 90% de los helados son riquísimos)

Al sentarte en la plazoleta frente al Pantheon mientras degustas un delicioso helado, por momentos se pierde noción de la dimensión del edificio hasta que la mirada se cruza con las siluetas de las personas diminutas en la base de las columnas.

Para las personas que sienten conexión al tacto, intentar abrazar una de las columnas milenarias es una hermosa experiencia que demuestra lo pequeñas que somos las personas en este mundo.

Pueden elegir hacerlo de día o de noche, pero mi consejo es que vayan de día a visitar el Pantheon por dentro y ver el óculo que se encuentra en la cúpula (dicen que cuando llueve es un hermoso espectáculo) y vayan de noche a tomar el helado.

 

 

2) Visitar la casa de Pinocchio

Es una visita al local “Bartolucci Italy”, donde venden artículos de madera todos hechos a mano y con certificado de calidad (“maderas de plantaciones con certificación conforme al standard europeo respecto a la sustentabilidad ambiental y social”)

Ya antes de ingresar al local se puede sentir el espíritu del niño interior apoderándose del cuerpo. Se puede ver un Pinocchio grande en la puerta y otro parado en el medio del local, una motocicleta de madera tamaño real y cientos de juguetes, relojes y objetos dignos de colección. Es una visita para grandes y chicos.

Dirección: via dei pastini 96 (a 150 metros del Pantheon)

 

 

3) Visitar la Basílica de San Clemente

Si querés sentirte como Indiana Jones, este es uno de los lugares que tenés que visitar. Es una basílica que está a tres cuadras del Coliseo y fue construida en el siglo XII. En el año 1857 el padre Mullooly empezó a realizar excavaciones debajo de la basílica moderna descubriendo así la basílica originaria del siglo IV d.C., basílica a la que hace referencia San Jerónimo (quien mencionó en el 392 d.C. una iglesia que preservaba el recuerdo de San Clemente).

Siguieron las excavaciones y descubrieron debajo de esta basílica restos de una estructura de finales del siglo I d.C. (sip, siglo 1) que al parecer sufrió modificaciones a finales del siglo II d.C. para facilitar el uso como mitreo por los “secuaces” del culto a Mitra.

Salió a la luz una tercera estructura, aparentemente destinada al uso comercial o industrial, que también fue construida en el siglo I d.C. y que estaba unida al mitreo por un estrecho pasadizo (*fuente: folleto informativo).

En mi primer viaje este recorrido me quedó pendiente porque a las 17.30hs dejan de vender los tickets para el descenso, ya que a las 18.30hs hay una misa en la iglesia moderna.

Llegué al lugar con las expectativas muy altas, y después del recorrido me di cuenta que salí con una sonrisa de oreja a oreja, con las expectativas superadas ampliamente.

Nota: no se permiten fotografías.

 

4) Colosseo, Terzo Anello e Sotterranei

Como todos sabemos, el Coliseo es una de las grandes atracciones de Roma. Con la entrada general se puede recorrer los pasillos de la planta baja y el primer piso. Lo que muchos no hacen (generalmente porque es una visita guiada separada) es visitar el tercer anillo (que tiene una hermosa vista panorámica de la ciudad y del Coliseo mismo) y el subsuelo (los pasillos subterráneos por donde caminaban los gladiadores)

Es una experiencia increíble. El guía cuenta la historia y para qué utilizaban cada una de las divisiones (ya sea para animales o personas).

Hay que tener en cuenta que dependiendo la época del año, la entrada para este recorrido se debe sacar con anticipación, así que si van a estar unos días en Roma, vale la pena ir al Coliseo uno de los primeros días para asegurarse el recorrido.

 

TIP: En la puerta del Coliseo hay muchas personas vendiendo un skip the line (para no hacer cola) porque la cola para ingresar sin haber comprado la entrada antes suele ser muy larga. Si visitan antes el Monte Palatino y Foro Romano, no suele haber tanta cola y pueden comprar ahí mismo la entrada al Coliseo sin pagar adicionales para ingresar más rápido.

 

 

5) Visitar la Fontana di Trevi

Esta es una de las experiencias más conocidas. Esta fuente fue construida en el siglo XVIII en la era del Barroco y su función original era marcar el fin de un acueducto que solía abastecer de agua a Roma.

La costumbre más importante para los turistas es arrojar una moneda a la fuente, pero ¡OJO! Tiene una técnica especial. Hay que sentarse en el borde de espaldas a la fuente (sí, siempre esta mojado, no se puede secar mucho, pero a bancarse un poco de agua que ¡vale la pena!). La moneda se agarra con la mano derecha y se arroja sobre el hombro izquierdo. Se dice que tirando una moneda uno se asegura que en algún momento vuelve a visitar la hermosa ciudad (¡A mí me funcionó! Obviamente volví a tirar otra moneda). Se pueden tirar dos monedas más: la segunda es para encontrar el amor, y la tercera asegura el matrimonio (¡Cuidado! Si ya estás casado, la tercera asegura el divorcio)

Una recomendación adicional: visítenla tanto de día como de noche, y siéntense un rato de frente para observar cada detalle de la fuente, que tiene una magia especial.

 

TIP: la fuente está siempre colmada de turistas. Si quieren un momento “casi a solas”, recomiendo ir lo más tarde posible a la noche (cerca de la medianoche)

 

 

 

6) Comer mucha PIZZA

Como en todo Italia, en Roma se encuentra un local de pizza cada dos pasos. Todas las pizzas tienen un sabor diferente y son riquísimas, sobre todo para alguien tan fanático de la pizza como lo soy yo.

Hay dos modalidades que no pueden dejar de aprovechar:

 

  • AL PASO: son locales que tienen un mostrador largo con todos los tipos de pizza que venden (con todo lo que se les ocurra… y más también). Lo particular es que son pizzas largas y se vende por peso. Uno le dice al vendedor más o menos por donde cortar la porción, él la pesa y la prepara en un paquetito para que vayas por la calle comiendo. También suele haber barras para sentarse dentro del local, y si pedís más de una porción para llevar, te dan una caja. Mi consejo: vayan a alguna plaza, escalinata, banco o el lugar que más les guste con una vista única, que van a encontrar muy fácilmente en Roma.

  • PIZZA GIGANTE INDIVIDUAL: si tenés ganas de sentarte un rato a cenar o almorzar, podes pedir una pizza por persona. El tamaño es muy grande, pero la masa es finita, así que todos los amantes de la pizza la podemos terminar con facilidad. Pueden elegir cualquier restaurante y siempre va a estar en el menú. Personalmente me encantó la experiencia de cenar frente al Coliseo. Una buena combinación es pedir una buena cerveza roja (birra rossa) para acompañar.

 

Dato Adicional: a lo largo de todo el viaje por Italia, desarrollamos el Indice Margherita. La pizza Margherita es infaltable en todos los menúes de todos los restaurantes.

  • Si el precio es 6 euros, el restaurante es de lo más barato.

  • Lo más común es que el precio sea 7 euros. En ese caso el restaurante suele tener los precios promedio.

  • Si el precio de la pizza margherita es 8 o más, suele ser un lugar caro (que puede valerlo por la vista, atención y demases)

 

 

7) Visitar Trastevere de noche

Trastevere es una zona de callecitas empedradas que a la noche cobra vida con todos los bares, restaurantes, vendedores ambulantes y feria de artesanos.

Se suele recomendar cenar una pasta rellena (no hay mejor pasta que la pasta italiana) pero también es una linda zona para tomar unos aperitivos (prueben el Spritz, aperitivo típico italiano) o pasear tomando una birra.

Para llegar al lugar tienen que pasar por el rio Tíber (en italiano, Tevere). Siempre un rio en medio de la ciudad embellece la vista. Les aconsejo llegar unos minutos antes de la puesta del sol para ver el atardecer en el rio y después ir por unos aperitivos. Es el plan que nunca falla.

Sea cual sea la elección, no pueden dejar de visitar Trastevere de noche.

 

 

8) Visitar el Vaticano

Seas católico o no, el Vaticano es un lugar que no podes dejar de visitar. Más allá del sentimiento religioso, es un sitio icónico del arte. Al ingresar a la Basílica de San Pedro, lo primero que se observa es la estatua La Pietà, que da paso a una innumerable cantidad de pinturas, estatuas, columnas y un altar particularmente grande. Dependiendo de los horarios de visita, pueden llegar a tener la suerte de escuchar el coro y el órgano que, dada la construcción, suena angelicalmente.

Al lado de la puerta de ingreso a la basílica hay un pasillo que lleva a la cúpula. Son varios escalones, hay tramos en ascensor y en un momento las personas se tienen que inclinar acompañando el ángulo de la cúpula mientras se suben las escaleras. Al terminar el ascenso se puede apreciar la vista panorámica de toda la ciudad y la típica imagen de la Piazza San Pietro.

A unos pocos metros de la Basílica se encuentra el Museo del Vaticano. Por supuesto la gran obra maestra que todos buscan es la Capilla Sixtina (recomiendo fervientemente alquilar el audio-guía y escuchar toda la historia y el significado de cada uno de los detalles que fueron pintados) pero todo el museo es digno de ser recorrido prestando atención a cada estatua, pintura y detalle. Antes de ingresar al museo pregunté cuanto tiempo se suele demorar en recorrerlo y me dijeron 2 horas. Como soy yo recorriendo museos tardé el doble (y un poquito más también)

 

TIP: Si cuando llegan a Piazza San Pietro la cola para el ingreso a la Basílica es muy larga, visiten primero el museo y la cúpula. Cuando llegué había una cola que llegaba hasta el ingreso de la plaza y cuando bajé de la cúpula había sólo 5 personas delante mío.

 

Dato adicional: Los miércoles a la mañana el Papa Francisco ofrece una audiencia pública en la Piazza San Pietro. El acto empieza a las 10.30, y para acceder es necesario obtener entradas (que son gratuitas). Se recomienda llegar temprano para obtener una buena ubicación.

 

 

 

9) Recorrer el Monte Palatino y Foro Romano

A unos pocos metros del Coliseo está el Monte Palatino, una de las siete colinas de Roma. Según la Mitología Romana, en este monte estaba la cueva en la que se encontró a Rómulo y Remo, donde vivía la loba que los amamantó.

Se dice que el origen de Roma fue en el monte Palatino, ya que hay excavaciones que demuestran que había población habitando la zona alrededor del año 1000 a.C.

 

El Foro Romano está dentro del mismo predio, y constituyó el centro político, religioso y comercial de la antigua Roma

 

A unos pocos metros de la entrada, se puede ver el Coliseo desde un ángulo distinto. El lugar es enorme y hermoso (sobre todo para quienes se maravillen de ver columnas, piedras, y partes de paredes milenarias). Cuando estaba ingresando pregunté cuanto tiempo se tardaba en recorrer, también me dijeron 2 horas, pero entré a las 10.30am, y a las 15.30 todavía seguía dando vueltas, recorriendo y me faltaba un rato largo para terminar.

 

Depende mucho de cada uno, pero si son como yo que me freno ante cada nueva columna, leo todos los carteles y saco muchas fotos, prepárense una viandita para almorzar.

 

10) Hacer una recorrida por las Plazas y caminar por las calles

Roma está llena de plazas y cada una tiene su particularidad. Por eso es una buena opción hacer una recorrida general:

  • Piazza Navona: con tres hermosas fuentes

  • Piazza Spagna: las personas suelen almorzar en las hermosas y largas escalinatas

  • Campo dei Fiori: por la mañana pueden visitar el mercado, por la noche hay bares. Dato: En el año 1600 en esta plaza se acusó de hereje a Giordano Bruno por difundir las ideas de Galileo Galilei y Copérnico.

  • Piazza dei Campidoglio (Capitolio): Los Museos Capitolinos están unidos por una galería subterránea, la Galleria Lapidaria. 

  • Piazza Vittorio Emanuele II

  • Piazza del Popolo

  • Piazza della Repubblica

  • Piazza Colonna

 

 

Siempre hay muchas más opciones para visitar y conocer, pero estas son las 10 experiencias que a mi criterio no hay que dejar de vivir en Roma.

 

 

Please reload

Please reload

Buscar por tags